Platos preparados para intolerancias alimentarias

Plaza de Europa 12
Oficina 4
31119 Imarcoain · Navarra

Sin gluten, sin alérgenos

La enfermedad celíaca, y las intolerancias al huevo y a la leche son las tres principales intolerancias alimentarias presentes en nuestra sociedad. Su tratamiento es sencillo, simplemente es necesario evitar la ingesta de los agentes que provocan la intolerancia: el gluten (contenido principalmente en los cereales), el huevo y la leche.

Estas intolerancias presentan en conjunto una incidencia cercana al 25% de la población; sin embargo pasan desapercibidas para la mayoría de la sociedad y son las grandes olvidadas de la industria alimentaria.

En Corporación Alimentaria Sanae nos hemos marcado como objetivo el ofrecer una gama completa de platos preparados enfocada al colectivo de las intolerancias alimentarias. Nuestro objetivo es que nuestros platos ayuden a normalizar la alimentación de un colectivo con grandes dificultades para encontrar productos enfocados a sus necesidades.

Destruyendo mitos: La comida preparada no es saludable.

Si bien es cierto que existen en el mercado alimentos altamente procesados que emplean grandes cantidades de grasas saturadas, elevados niveles de sal y abundancia de aditivos y conservantes; también existen platos preparados en los que se mima el producto y se emplean técnicas tradicionales de cocina.
Y esa es precisamente la filosofía de los platos preparados Sanae: Solo los mejores ingredientes, las cantidades justas de grasas y sal, nada de química y el tratamiento adecuado a cada receta para conseguir que nuestra comida sepa a comida y te ayude a cuidar tu salud.
Por ello el mantener una dieta saludable y equilibrada es ahora también posible sin renunciar a la comodidad de la comida preparada.
Vigilar el tipo de productos que se consume es el primer paso para empezar una vida sana.

Las cosas claras: ¿Sin conservantes y sin refrigeración? …Imposible!

Sí. Es posible!. Todos nuestros platos pasan por un cuidado proceso de esterilización que garantiza su larga caducidad sin necesidad de frío.
La esterilización es uno de los procesos de conservación más antiguos (creado para garantizar la alimentación de las tropas napoleónicas)
…y es un proceso que muchos de nosotros hemos visto utilizarlo en casa: ¿Habéis embotado tomate, o habéis hecho alguna conserva en casa? El proceso es muy sencillo; pones el tomate frito en un bote, lo cierras, lo pones al baño maría …y ya está. SIN conservantes y SIN aditivos.
Es exactamente lo que hacemos en Sanae. A gran escala y con un proceso más tecnificado, …pero el concepto es el mismo.